Del combustible fósil a la energía renovable

Del combustible fósil a la energía renovable

Alemania convertirá una mina de carbón en una enorme batería hidráulica

Compartir

 

Alemania ha tomado una decisión  innovadora y transformadora, con la cual se va a convertir una antigua mina de carbón, en una central eléctrica que funcionará con energía solar, eólica e hidráulica.

Esta es la decisión del Gobierno alemán que se hará realidad en la región norte, North-Rhine Westfalia, en la localidad de Bottrop, donde una mina inaugurada en 1974 y que lleva por nombre Prosper-Haniel, cambiara su función.

La noticia que ha circulado ya en varios medios, indica que la nueva central será capaz de producir 200MW de energía, para surtir de hasta 400 mil hogares.

Pero lo interesante es el sistema de producción de energía limpia, el cual es producto de la mezcla de diferentes tecnologías, que permiten el almacenamiento y se asegura que no habrán cortes en el suministro de luz.

Esta central estará equipada con paneles solares y molinos de viento, su principal fuente energética son el sol y el viento. Sin embargo, si la demanda es mayor a la producción, siempre existe un plan B: energía hidráulica.

El proyecto contempla que los espacios de los depósitos de carbón explotados, podrán ser inundados y se mantendrán en reserva para cuando sea necesario, utilizar los pasadizos de la mina para lanzar agua por unas turbinas y generar electricidad.

Cuando sea necesario, los operarios podrán lanzar agua desde una altura de 1,200 metros, la que pondrá en marcha las turbinas con lo cual se garantiza que el suministro del fluido eléctrico no se detendrá.

El complejo mineroen donde se desarrolla este proyecto tiene 26 kilómetros de galerías.

Según el sitio Bloomberg, la medida permitirá revitalizar una región que ha vivido de los combustibles fósiles durante las últimas décadas, por lo cual no se descarta que otras minas de la región corran la misma suerte.

La zona norte necesita aumentar su cuota de energías renovables para que estas lleguen a suponer un 30% en 2025.

La región en la que se va a instalar esta central eléctrica genera un tercio de la demanda de todo el país y la gran mayoría proviene de centrales térmicas que utilizan carbón para producir energía.

Por ello, y para continuar con su transición hacia un modelo energético sostenible y respetuoso con el medio ambiente, el país ha adoptado medidas como la de convertir una mina en una central renovable.

Información El Confidencial.com, fotos Internet.