Cementos Progreso promueve el desarrollo de sus colaboradores

Cementos Progreso promueve el desarrollo de sus colaboradores

Trabajó por 32 años en la empresa

Compartir

La Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos establece que, de los 11.2 millones de guatemaltecos en edad de trabajar, 6.8 millones de personas están económicamente activas, de las cuales, 6.6 millones se encuentran empleadas.

Lo anterior significa que muchos guatemaltecos deben buscar oportunidades para subsistir, tal es el caso de don Antonio Hernández, quien salió de Retalhuleu con el sueño de obtener una mejor calidad de vida y un empleo digno.

Esa búsqueda lo llevó a Sanarate, El Progreso, en donde su vida cambió radicalmente. En este lugar encontró una diferente vida, formó una familia y sus amigos y todo su entorno se concentraron en el nuevo lugar, su nuevo hogar.

Pero además obtuvo un empleo en Cementos Progreso, el cual desempeñó de forma ininterrumpida durante 32 años, en el área de seguridad de Planta San Miguel.

Hoy Antonio Hernández agradece a Dios y a la empresa que le dio trabajo, Cementos Progreso, porque gracias a este trabajo pudo comprar su casa y proporcionar educación a sus hijos, quienes ahora son profesionales.

También da gracias por las capacitaciones que brindó la empresa a las familias de colaboradores, ya que su esposa aprendió corte y confección. Conocimientos que le permitieron abrir un taller de costura.

Antonio Hernández forma parte del grupo de jubilados, denominado Águilas de Oro, integrado por extrabajadores de Cementos Progreso.

Cementos progreso es una empresa guatemalteca que inició en 1899, y desde entonces promueve el desarrollo del  país,  comprometidos con las comunidades vecinas.