Beber agua de mar nos aporta los minerales necesarios y nos ayuda...

Beber agua de mar nos aporta los minerales necesarios y nos ayuda a adelgazar

Compartir

El agua de mar natural, sin desalinizar, es un gran nutriente para nuestras células, porque contiene todos los minerales que éstas necesitan para poder realizar sus funciones de forma adecuada.

Más de noventa y cinco elementos de la Tabla Periódica se encuentran en el agua marina, de forma orgánica y biodisponible, es decir, que nuestro organismo los reconoce y asimila fácilmente.

Tal y como explica el Dr. Hernández, que actualmente ejerce la medicina estética y antienvejecimiento en Valencia: “cualquier persona puede estar escasa de carbohidratos, proteínas o grasas, incluso de vitaminas, pero el eslabón más importante del metabolismo son los minerales, de ahí la importancia de garantizar su aporte. En este sentido, el agua de mar nos aporta minerales y oligoelementos de la mejor calidad”.

Él recomienda la ingesta diaria de agua de mar “a cualquier paciente que decide realizar una dieta y quiere optimizar la calidad de micronutrientes”. Además, afirma el Dr. Hernández: “ha demostrado activar varios genes vinculados con el mejor funcionamiento de los receptores de insulina, lo cual favorece el adelgazamiento y el estado metabólico”.

El doctor ha podido comprobar que “al aportar el total de minerales hace que el organismo de forma integral funcione mejor. También favorece la función renal y linfática, por lo que la persona elimina de forma más sencilla líquidos y, por otra parte, mejoramos la sensibilidad a la insulina, factor clave para acelerar el metabolismo”.

Según el Dr. Hernández: “Las personas con malos hábitos alimenticios suelen tener carencias nutricionales, sobre todo bajos niveles de potasio, magnesio, calcio, etc. minerales importantísimos para la salud”.

Aunque siempre les recomienda llevar un estilo de vida más saludable y mejorar los hábitos de vida, “precisamente a las personas desnutridas el agua de mar les va a beneficiar de forma especial, porque es muy nutritiva”.

En los últimos años ha aumentado el número de médicos y profesionales de la salud que conocen los múltiples beneficios del agua de mar y la recomiendan a sus pacientes.

También hay cada vez más personas que la utilizan para beber, combinada con agua dulce, o para cocinar, como sustituto de la sal común.

Ante la pregunta, ¿dónde se puede conseguir? La respuesta es sencilla, porque hoy en día existen muchas empresas que la comercializan con todas las garantías, microfiltrada en frío, a través de herbolarios, dietéticas y tiendas de productos ecológicos, entre otros lugares. Por este motivo, acceder a este recurso natural tan abundante es muy fácil en la actualidad.