Actividad industrial tuvo cierre positivo en el 2019

Actividad industrial tuvo cierre positivo en el 2019

Compartir

De acuerdo con el Índice de Actividad Industrial, elaborado por Central American Business Intelligence -CABI- y presentado por Cámara de Industria, al cierre de septiembre 2019, la actividad industrial muestra una recuperación positiva de 1.3%. Dejando atrás las caídas registradas en el 2018 y parte del 2019.

Aunque este crecimiento es positivo, sigue distante de lo experimentado en los años 2015 y 2016 donde se expandía a un ritmo de dos dígitos. El punto máximo del índice, que fue 160, se encuentra 6% arriba del nivel actual. Si la tendencia se mantiene al alza, es probable que a finales del 2020 se vuelva a registrar dicho nivel.

“Es alentador ver estas cifras hacia el cierre del año, permanecemos optimistas que el 2020 será un año en el que podamos mejorar los niveles de actividad industrial. Recordemos que la industria es responsable de más del 22% de empleos formales y también, hay actividades comerciales que directa o indirectamente se mueven gracias a ella, por lo mismo este índice es un termómetro de cómo se encuentra la economía del país” comenta Eduardo Girón, presidente de Cámara de Industria de Guatemala.

Encabezando el Índice se encuentra el sector de salud (11.7%), metales y minería (11.1%), que, aunque se ha recuperado, la cifra está a menos de la mitad de su valor real. Ropa y calzado (6.9%), servicios (5.2%) e industria alimenticia (3.2%) también son sectores que se encuentran en crecimiento.

De acuerdo con Paulo de León, director de inteligencia de Central American Business Intelligence, internacionalmente hay algunos factores positivos que han apoyado a la evolución del índice: “Por un lado, la economía de EEUU ha mostrado signos de una reaceleración provocando que todos los países que tienen relación con ellos mejoren. Además, la reducción de las tasas de interés en EEUU y en otros lugares, incluyendo Guatemala es un aliciente adicional para la mejoría del ciclo.”

Por otro lado, hay sectores importantes que registran contracciones, siendo la industria química y farmacéutica la que se encuentra en el extremo negativo con una caída del -14%, plástico le sigue con un -6.9%. Se prevé que, para el cierre del año, más sectores presenten crecimientos positivos y esto ayude a mejorar los índices.

En palabras de Girón: “Definitivamente el factor político es una variable que siempre afecta positiva o negativamente la evolución del índice, por un lado, la reducción de fricciones políticas y el resultado de las elecciones ha beneficiado. Sin embargo, temas como la improbación del primer proyecto de Alianza Público-Privada, por parte del Congreso, nos recuerda que hay factores negativos que persisten”.

Dentro de esos factores se encuentran:

Falta de certeza jurídica

Mal estado de carreteras e infraestructura de transporte del país

Excesiva tramitología

Cuellos de botella en puertos y aeropuertos

Salario mínimo en dólares alto, en relación a países competidores