Variscita, Mimetita y Apofilita, ¿qué son y para qué sirven?

Variscita, Mimetita y Apofilita, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Variscita – Con valor ornamental

La variscita es un mineral de fosfato relativamente raro. Fue descrita por primera vez en 1837 y su nombre proviene de la variedad local de Varisca, el nombre histórico de Vogtland en Alemania.

Durante un tiempo se llamó Utahlita en los EEUU por su abundancia en el estado de Utah. Se confunde a veces con la turquesa, sin embargo la variscita es más verdosa, de color verde manzana, lo que la hace atractiva para piezas ornamentales o de joyería.

Mimetita – Para coleccionistas

La mimetita  es un mineral del grupo de los arseniatos según la clasificación de Strunz. Contiene arsénico  y su nombre proviene del griego mimethes, la que imita, por generar confusión con la piromorfita.

Por su colorido y forma, es un mineral muy apreciado por coleccionistas. Los mejores especímenes conocidos son los de la mina Red Cloud cerca de Yuma (EE.UU) donde se han encontrado cristales naranjas tabulares rojos de hasta 50 milímetros de diámetro.

Apofilita – De interés científico

La Apofilita deriva del griego apophyllizein, que significa “exfoliarse”, característica típica que adquiere el mineral cuando es calentado a la llama de un soplete. El nombre designa dos minerales, la hidroxiapofilita y la fluorapofilita, tan similares que no es posible distinguirlos si no es mediante análisis sofisticados.

La Apofilita únicamente tiene interés científico y como mineral de colección. Los mejores ejemplares se encuentran en Poona, cerca de Bombay, en India. También se encuentra en Italia, Alemania, EE. UU y Australia.

Tal vez le interese leer…

Diorita, Calcosina y Escolecita, ¿qué son y para qué sirven?