Una resolución que no llega, les costó su única fuente de ingresos

Una resolución que no llega, les costó su única fuente de ingresos

Compartir

Colaboradores de Minera San Rafael, vinieron esta semana a la capital para pedir a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC), resolver el amparo que mantiene paralizadas las operaciones de la compañía desde julio de 2017.

En el grupo que estuvo en la capital, estaba Blanca, madre soltera que había encontrado en Minera San Rafael, un trabajo que le permitía salir adelante con sus hijos, luego de quedar viuda.

Blanca es una de las 250 personas que perdieron su empleo a consecuencia de una resolución que no llega y al silencio de los magistrados, a quienes envía este mensaje.

Sonia, también perdió su empleo. Ella lamenta haberse quedado sin una fuente de ingresos para ayudar su familia y sacar adelante a sus hijos. Pero también, lamenta que a consecuencia de un grupo de personas que defienden intereses particulares, el desarrollo se aleje de su natal San Rafael Las Flores, municipio que floreció con la apertura del proyecto, que ahora permanece cerrado.

Las palabras de estas mujeres, son solo dos testimonios de los cientos que dan fe del cambio que representó para ellos, formar parte de Minera San Rafael.

La incertidumbre también se apodera de los colaboradores que aún siguen en la compañía, ante la falta de una respuesta de las CC y el silencio de los magistrados, que los mantiene en la incertidumbre.