Tranparencia de las industrias extractivas, el objetivo del estándar EITI

Tranparencia de las industrias extractivas, el objetivo del estándar EITI

Compartir

La Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI) promueve la gestión abierta y responsable de los recursos petroleros, gasíferos y mineros de los países que la implementan, incluyendo a Guatemala.

En nuestro país se conformó la Comisión Nacional de Trabajo, EITI-GUA, integrada por el sector público, privado y la sociedad civil, cuyo fin es combatir la corrupción y lograr la transparencia en las actividades extractivas del petróleo, el gas, los metales y minerales.

Proponer las medidas y acciones apropiadas para la realización del plan de trabajo que será coordinado desde la Vicepresidencia de la República, para la publicación de informes independientes sobre pagos realizados por el sector privado e ingresos recibidos por el Estado de Guatemala, generados por las industrias, es otro de sus objetivos.

El Vicepresidente de la República Guillermo Castillo, como titular de esta instancia, indicó que “como país debemos seguir avanzando con la iniciativa de transparencia de las industrias extractivas pues es muy importante que a los ojos del mundo nos vean que estamos cumpliendo, que estamos haciendo los esfuerzos, avanzamos en este proceso, y esa es la línea de trabajo en que estamos”.

Para el Ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, el resultado más importante del trabajo realizado hasta ahora, es que se acordó la hoja de ruta para el mes de noviembre, que incluye reuniones con el Secretariado Internacional y con los participantes,del sector privado, sociedad civil y gobierno, con miras a las nuevas formas en que se implementará la iniciativa en Guatemala, los próximos años.

A raíz de la pandemia el Consejo Internacional de EITI aprobó modificaciones a la normativa del estándar, con el objetivo de que los países puedan continuar con su compromiso por la transparencia pese a las limitaciones que conlleva la actual emergencia sanitaria. Es por ello que Guatemala ha adaptado su hoja de ruta para dar continuidad al trabajo y cumplimiento a los nuevos requerimientos.

Un nuevo proceso de evaluación para los países miembros

El nuevo enfoque sobre la Validación reconoce que los países del EITI tienen diferentes puntos de partida. Perrmite al EITI mantener un Estándar EITI coherente al tiempo que gestiona los recursos necesarios para hacer frente a los apremiantes retos sobre la gobernanza”, afirmó Helen Clark, Presidenta del Consejo del EITI.

La Validación del EITI, pondrá mayor énfasis en el papel de los grupos multipartícipes y en la inclusión de las divulgaciones del EITI en la presentación de informes existentes de gobiernos y empresas privadas. La evaluación general de un país tendrá en cuenta tres componentes: transparencia, participación de las partes interesadas y resultados e impacto.

Cada requisito del EITI se evaluará en función de uno de estos tres componentes. Los requisitos individuales se evaluarán de acuerdo con cinco categorías para reflejar el grado de cumplimiento del requisito, desde los “no cumplidos” hasta los “superados”. Con base a estas evaluaciones, cada uno de los tres componentes recibirá uno de los cinco indicadores de progreso, que oscilan desde “bajo” a “muy alto”.

Cada uno de los tres componentes recibirá una puntuación numérica entre cero y 100. Se obtendrán puntos adicionales para demostrar progresos en cinco indicadores relacionados con la eficacia y la sostenibilidad. Estos se combinarán para reflejar una puntuación de Validación general. Esta puntuación numérica demostrará el progreso de una manera más matizada que los niveles de progreso que se utilizan actualmente.

Alberto Pimentel, Ministro de Energía y Minas (MEM), aseguró que “en Guatemala las industrias extractivas están dispuestas a cumplir con los compromisos adquiridos al adherirse a la iniciativa, para obtener el estándar internacional y garantizar con ello la transparencia de sus operaciones”.

Importancia del sector extractivo en Guatemala

En los últimos años, la actividad minera en Guatemala ha enfrentado conflictos, que derivaron en reclamos judiciales y proyectos de ley presentados en el Congreso de la República.

En junio de 2017, la Corte Suprema suspendió la licencia para operar en el proyecto El Escobal, uno de los más grandes del país. A partir de 2016, el Informe EITI enumeró una serie de proyectos de ley destinados a reformar el sector extractivo, incluida una moratoria en las operaciones mineras e hidroeléctricas.

Según el último informe de EITI, el sector extractivo de Guatemala representó el 1,5% y el 1,2% del PIB para 2016 y 2017. Esta disminución es resultado de la suspensión temporal de la mina Escobal, así como del cierre técnico de la mina Marlín.

En algunos lugares nos manifiestan que no es es la industria o los proyectos, el problema, sino más bien lo que para ellos es muy importante es el cumplimiento de los estándares que trata la comisión, para que no genere complicaciones en el ambiente ni mucho menos para las comunidades y para ello estamos retomando el compromiso para que esto pueda ser una realidad”, señaló el vicepresidente Guillermo Castillo.

Los principales productos básicos de producción en territorio nacional son el oro, la plata, el plomo, el níquel y el zinc. La disminución en el sector minero se puede ver en una menor participación de las actividades mineras en las exportaciones totales de Guatemala: las actividades mineras representaron el 6.4% de las exportaciones totales de Guatemala en 2016 y el 3.0% en 2017, según datos proporcionados por EITI.

Te puede interesar:

CEMPRO, gestión del agua de forma responsable y eficiente