Tecnología de rayos X aceleraría la búsqueda de oro oculto

Tecnología de rayos X aceleraría la búsqueda de oro oculto

Compartir

Según investigadores, esta es una alternativa de exploración mas rápida, segura y ecológica.

Una revolucionaria tecnología de rayos X que puede detectar y estudiar el oro no visto, está funcionando en Australia, el segundo mayor productor de este mineral en el mundo, por eso ya hay planes de introducirla en África.

La nueva tecnología, desarrollada por la agencia nacional de ciencia de Australia, usa rayos X de alta potencia que impacta muestras de roca y activa átomos de oro y otros metales. Un detector altamente sensible recoge características únicas para determinar sus concentraciones.

El sistema está operando en la instalación MinAnalytical de Ausdrill Ltd. en Perth, y se establecerán dos más en los yacimientos auríferos de Kalgoorlie en los próximos meses, dijo la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés) en un comunicado el jueves.

Ausdrill tiene planes de introducir la tecnología en África a más largo plazo.

La adopción de la tecnología no podría llegar en mejor momento

El Consejo Mundial de Oro estima que la oferta mundial podría haber alcanzado su punto máximo, mientras que Frank Holmes, responsable ejecutivo de US Global Investors Inc., dijo el mes pasado que la oferta minera alcanzó un máximo en 2017 o lo hará este año.

Hemos visto la introducción de maquinaria autónoma en las minas, la adopción de la tecnología de clasificación de mineral en el procesamiento de minerales, y ahora la tecnología de rayos X para avanzar en la cadena“, dijo Gavin Wendt, analista senior de MineLife Pty.

Los descubrimientos de oro significativos son mucho más difíciles de identificar, por lo que un proceso que pueda mejorar drásticamente la exploración será bienvenido“.

El sistema de prueba de fotones analizará al menos 50.000 muestras al mes, a un coste similar a los métodos convencionales, y también se puede aplicar a otros minerales, como la plata y el cobre, según el comunicado de CSIRO.