Suspender proyectos mineros representa un fuerte golpe para la economía del...

Suspender proyectos mineros representa un fuerte golpe para la economía del país

La certeza jurídica de los proyectos se pone en duda

Compartir

“Suspender los proyectos mineros es un golpe muy fuerte para el país”, afirmó Paulo de León del centro de investigación Central American Business Intelligence (CABI).

El analista expresa esto luego de las sentencias judiciales que han detenido la construcción y entrada en funcionamiento de obras ya autorizadas, situación que no da garantías a los inversionistas.

“La certeza jurídica de las inversiones está puesta en tela de duda. Además del tema de golpe de imagen, hay efectos negativos en la población”, agregó De León.

Además, destacó que la exportación de minerales genera divisas al país, recordando que entrega al Estado, cada año, más de 7 millones de dólares (Q5,138 aproximadamente) en regalías y, en impuestos, unos Q52.5 millones más, además de las diferentes actividades y obras de apoyo a las comunidades.

“Sin ese poder de divisas, el tipo de cambio se depreciaría y habría mayor inflación y reducción de poder adquisitivo. Es decir, afecta el bienestar económico de las familias de Guatemala cualquier bloqueo a este tipo de inversiones productivas”, afirmó De León.

Las suspensiones de proyectos, derivadas de sentencias emitas por las cortes, se debe a la falta de un reglamento que permita la interpretación del Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Recientemente el ministro de Energía y Minas de Guatemala, Luis Chang, reconoció públicamente la necesidad de contar con un reglamento para realizar las consultas como lo establece dicho conveni0, cuyo proceso de redacción lidera la actual ministra de Trabajo, Aura Teleguario.

El analista señala que esta reglamentación facilitará el camino de los procesos de aprobación de proyectos hidroeléctricos y mineros, los que son necesarios para el desarrollo del país.