Standard and Poor´s inicia hoy la evaluación de riesgo país para...

Standard and Poor´s inicia hoy la evaluación de riesgo país para Guatemala

Compartir

Una delegación de la agencia internacional inicia este día su visita al país, para reunirse con autoridades de la banca central y sector empresarial.

Las expectativas son inciertas luego del reajuste en el índice de crecimiento, que el Banco de Guatemala (Banguat) realizó en julio pasado debido a la caída del 31.7 % del sector de minas y canteras, a julio, la baja en los precios internacionales del azúcar, caucho, café y banano, la erupción del volcán de Fuego, que ocasionó daños y pérdidas por Q1.6 millardos, y una menor inversión en capital por parte del sector público son las causas de que se haya revisado a la baja la estimación de crecimiento. De esa cuenta se estimó el crecimiento económico para 2018 entre un 2.8% y un 3.2%.

A ello, se suma la falta de certeza jurídica y la incertidumbre política, ante la reciente resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC) en el caso de Minera San Rafael (MSR), que sigue sin fecha prevista para el reinicio de operaciones, ante la falta de acciones de la corte, que aún no ha dejado en firme la sentencia.

En el ámbito político las recientes decisiones del gobierno relacionadas con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), también ponen en entredicho la calificación de riesgo para el país.

El presidente del Banguat, Sergio Recinos, considera que los indicadores económicos no evidencian un deterioro que justifique una baja calificación para Guatemala. Ello se respalda con la mejora en el Índice Mensual de la Actividad Económica y la ejecución presupuestaria. Aunque tampoco se puede pasar por alto, el riesgo existente de no lograr las metas en recaudación tributaria para 2018.

S&P es la última calificadora de riesgo que visita Guatemala, para emitir un informe sobre el riesgo país, en abril pasado se conoció el reporte de Moodys, y hace un par de semana Fitch and Ratings presentó su informe, donde cita la situación política actual y la resolución de MSR, como factores que inciden de forma directa en las inversiones y la economía del país.

En 2016 la calificación recibida fue de estable a negativa y se obtuvo una calificación BB para monera extrajera y BB+ para moneda nacional. Sin embargo para el año pasado la situación fue distinta al obtener BB- para moneda extranera y BB para moneda nacional, a causa de la inestabilidad política y la falta de crecimiento en la economía.