Sin minerales no hay tecnología

Sin minerales no hay tecnología

Compartir

¿Sabe usted cuántos minerales están involucrados en la fabricación de productos de alta tecnología como teléfonos móviles, módulos fotovoltaicos o baterías de litio?

Según acaba de hacer público un grupo de expertos, existen 14 minerales fundamentales para el desarrollo de tecnología en la Unión Europea: antimonio, berilio, cobalto, galio, espato flúor, germanio, grafito, indio, magnesio, niobio, metales del grupo del platino (PGM), tierras raras, tantalio y volframio, son materias primas fundamentales para fabricar esos productos que tanto le facilitan la vida.

Las previsiones indican que la demanda de algunas de estas materias primas fundamentales podría más que triplicarse entre 2006 y 2030. Y esa demanda creciente por el crecimiento de las economías en desarrollo y de las nuevas tecnologías emergentes pondría en riesgo el suministro. Además, una gran parte de la producción mundial procede principalmente de unos pocos países: China (antimonio, espato flúor, galio, germanio, grafito, indio, magnesio, tierras raras y volframio), Rusia (PGM), República Democrática del Congo (cobalto y tantalio) y Brasil (niobio y tantalio).

Las principales tecnologías emergentes que necesitan materias primas fundamentales son los microcondensadores (antimonio), las baterías de iones de litio y los combustibles sintéticos (cobalto), los módulos fotovoltaicos de capa fina, los circuitos integrados y los diodos emisores de luz blanca (galio), el cable de fibra óptica y las tecnologías ópticas infrarrojas(germanio), las pantallas (indio), las pilas de combustible y los catalizadores, los imanes permanentes y la tecnología láser (neodimio, una tierra rara), etc.

Para evitar futuros problemas en la producción tecnológica, es necesario mejorar la eficiencia de la explotación minera en los países productores y establecer programas de reciclaje de productos que contienen estas materias primas, como teléfonos móviles y sus derivados.