Reforestación y cuidado ambiental, un compromiso de la industria extractiva

Reforestación y cuidado ambiental, un compromiso de la industria extractiva

Los proyectos de tres empresas han incidido en la reforestación y preservación del medio ambiente de Guatemala.

Compartir

La responsabilidad ambiental de la industria extractiva de Guatemala va más allá de los compromisos que se adquieren con la comunidad, porque que el objetivo es dar más.

En Guatemala, los ejemplos de la responsabilidad empresarial  son varios, entre ellos tenemos la reforestación y el cuidado ambiental.

Estos son algunos ejemplos de lo que hacen Cementos Progreso, Mina Marlin, y la Compañía Procesadora de Níquel de Izabal, S.A. (PRONICO), para preservar el medio ambiente de Guatemala.

19 millones de árboles sembrados

Cementos  Progreso es una empresa que tiene un equipo de personas especializadas en temas ambientales, quienes llevan a cabo monitoreos, además de promover programas de cambio climático, reforestación y prácticas ambientales.

Por medio del programa de reforestación “Agrobosques”, esta empresa ha plantado más de 19 millones de árboles, a lo largo del territorio nacional, especialmente sembrados en áreas deforestadas.

Esta “pequeña” cifra se ha logrado al realizar diversas alianzas con las comunidades, municipalidades y otras organizaciones, con quienes se comparten experiencias y se les apoya con los pilones para crear nuevos bosques o reforestar otros.

Miles de árboles son preparados en los viveros de Cementos Progreso.

 

Recuperación de bosques en San Marcos

La deforestación que durante años ha existido en los cerros de los municipios de San Miguel y Sipacapa, se ha mitigado con la reforestación de más 600 hectáreas, labor que ha realizado la mina Marlin.

Esta labor ha superado las metas que se habían trazado en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y, ahora que se está en el proceso de cierre de operaciones, ya se inició la recuperación de las áreas trabajadas.

Mina Marlin cuenta con un Plan Forestal elaborado en conjunto con el Instituto Nacional del Bosques (INAB), el cual incluye un espacio de 199.5 hectáreas, de las cuales ya fueron liberadas 98.

Esta labor no ha sido fácil, porque los terrenos son altamente rocosos y la capa superior es muy pequeña, por lo que un árbol que en terrenos altamente fértiles puede alcanzar en pocos años una altura de cinco metros, en estas áreas, en el mismo tiempo se desarrollarà en un 50%.

Marlin también realizó  un plan de incentivos forestales privado, el cual favoreció entre 2004 y 2010, a más de 131 familias con el pago de US$125 mil y poseer terrenos reforestados.

En las áreas donde se extrajo mineral, ha iniciado la revegetación.

 

Reserva Natural Privada Setal

A través de su casa matriz Solway Investment Group, adquiere el compromiso de obtener los niveles de eficiencia y capacidad técnica necesaria para lograr una operación ejemplar, consciente de que este logro sólo será a través de un equipo humano comprometido y una operación minera limpia y segura.

La Reserva Natural Privada Setal se creó en febrero de 2009 a través de una resolución del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) con el objetivo de conservar y proteger de forma permanente la biodiversidad y los procesos ecológicos de un humedal cercano al proyecto minero. A través de ella se promueve la investigación científica, la educación ambiental y se fortalece el Refugio de Vida Silvestre Bocas de Polochic.

La reserva está ubicada a 4.5 kilómetros de El Estor, Izabal y cuenta con una extensión de 617 hectáreas. La reserva es parte del hábitat del Mono Aullador y Cocodrilo, especies en peligro de extinción en Guatemala. Además, hay 462 especies botánicas, 110 de orquídeas, 35 de bromelias; unas 37 especies de mamíferos, 200 de aves entre migratorias y playeras, anfibios y especies de abejas.

Para manejar la reserva de manera sostenible se ha zonificado en tres áreas: protección, recuperación y manejo sostenible. Dentro de las actividades que se llevan a cabo se puede mencionar patrullajes de control, inventarios, reforestación, torres de observación, entre otras.

Este es el llamado canal de los lagartos de la reserva Setal.