Productos de consumo diario existen gracias a las rocas y minerales

Productos de consumo diario existen gracias a las rocas y minerales

Compartir

Las rocas y los minerales forman parte fundamental de los procesos productivos y el desarrollo social.

Es palpable su importancia en la tecnología. Por ejemplo, el aluminio y titanio se usan en la construcción de satélites y naves espaciales para disminuir la masa y facilitar su lanzamiento al espacio. En la industria de la construcción se utilizan casi en un 100% productos provenientes de la extracción minera, como: metales (hierro, aluminio, cobre) y minerales industriales (granito, mármol, caliza, yeso, travertino, arena, grava, etc).

Otro uso frecuente está en la medicina para fabricación de prótesis, elaboración de medicamentos, material odontológico, insumos y mobiliario especializado. Además el cuerpo humano se nutre y vive sano gracias al consumo de minerales.

Por otro lado, la transición del uso del petróleo como fuente de energía hacia energías alternativas, ha incrementado la necesidad de obtener otros metales de la naturaleza para sustituirlo, dentro de ellos está el litio (oro blanco). Este es esencial en baterías de vehículos eléctricos o híbridos, celulares, computadoras y otros.

Un simple teléfono celular puede integrar más de 200 minerales, 80 elementos químicos y más de 300 aleaciones y plásticos. Este artefacto que se ha vuelto indispensable en la vida contemporánea y cuya industria mueve grandes cantidades de dinero en el mundo.

La demanda de minerales crece de modo exponencial por sus múltiples aplicaciones. Por esta razón, nuestro país debe continuar con la exploración y la extracción de los minerales existentes y hacerlo técnicamente; cumpliendo con las leyes y con buenas prácticas, sin perjudicar el medio ambiente.

Tal vez le interese leer…

Los minerales son esenciales para el desarrollo de nuevas tecnologías