Minería: La situación de la industria frente a los disturbios en Chile

Minería: La situación de la industria frente a los disturbios en Chile

Compartir

Las protestas generalizadas contra el gobierno de Chile han hecho caer activos locales y plantean preguntas sobre si la economía del país podría cambiar de manera permanente. Los precios del cobre han aumentado en medio de amenazas de huelga en el país, que es el mayor productor de este metal del mundo, y los sindicatos pidieron un cierre general de la minería el 23 de octubre.

La empresa española de servicios Naturgy Energy Group SA obtiene cerca de 10% de Ebitda de sus operaciones chilenas, donde posee Compañía General de Electricidad (CGE), mientras que Enel SpA de Italia obtiene 7% de Ebitda de su unidad local en Chile, según una nota de Mediobanca SpA publicada el 21 de octubre. En el recientemente comenzó a trabajar en una planta solar de US$320 millones en Chile, el proyecto solar más grande del país. La empresa portuguesa de electricidad REN compró el operador de transmisión eléctrica Transemel de Naturgy y CGE en julio.

Mineras

Las principales operaciones de Antofagasta Plc se encuentran todas en la región chilena del nombre de la compañía, mientras que BHP Group dirige Escondida, la minera de cobre más grande del mundo que se enfrenta a sus propias amenazas de huelga.

En otros lugares, Hochschild Mining Plc recientemente aumentó su exposición a Chile al aumentar su participación en un depósito de tierras raras.

Anglo American Plc también está expuesta al cobre chileno, incluyendo la nueva mina Los Bronces de US$3.000 millones.

La firma alemana de fundición de cobre Aurubis AG firmó un acuerdo de suministro de cobre a largo plazo con la canadiense Teck Resources Ltd. en junio, mientras que la sueca Lundin Mining Corp. es propietaria del complejo Candelaria.

Sin embargo, la industria minera en Chile funciona con normalidad según dijo el domingo el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

“Hasta este minuto las faenas de la mineria a nivel nacional están funcionando en forma normal tanto en las empresas del Estado como las privadas y también las distintas fundiciones”, dijo Prokurica en una breve declaración enviada a Reuters.

El funcionario explicó que las compañías han tomado algunas medidas por la falta de locomoción para personas que trabajan en los turnos de las faenas, en medio de las limitaciones del transporte.

Agencias