Mina El Escobal se alista para retomar operaciones

Mina El Escobal se alista para retomar operaciones

La empresa mantiene diálogo constructivo con las comunidades

Compartir

 

El Ministerio de Energía y Minas deberá realizar el proceso de consulta en el plazo de un el año como lo determina la resolución de CSJ.

El fallo al que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) emitió la semana pasada, revoca el amparo provisiona que impedía que la mina continuara trabajando, por lo que Minera San Rafael tiene luz verde para continuar operaciones, las que espera reiniciar en breve.

La resolución de la CSJ obliga al Ministerio de Energía y Minas (MEM) a realizar el proceso de consulta previa a los pueblos xincas, el cual de acuerdo con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es un diálogo, no una votación ni veto.

Uno de los principales efectos de protección del derecho constitucional es devolver de inmediato, reparar el daño y devolver las cosas a su lugar, por ello es que pueden comenzar a trabajar”, explicó el abogado Carlos Luna.

La compañía no había reiniciado operaciones pese a que ya el fallo le permite hacerlo.

Andrés Dávila, gerente de Comunicación de Minera San Rafael, informó que son conscientes de las preocupaciones que existen en algunas comunidades y quieren continuar dialogando con ellas para responder a sus inquietudes y continuar trabajando juntos.

Al respecto, el abogado Luna, comentó que si la mina no ha reiniciado operaciones, se debe a otras razones ajenas a la resolución definitiva de la CSJ, situaciones asociadas a bloqueos o incluso, el mismo hecho de ponerla a funcionar de nuevo puede requerir de tiempo.

El Centro de Acción Legal, Ambiental y Social (Calas) interpuso el pasado lunes, una apelación al fallo definitivo de la CSJ, el cual, en opinión de Luna, no tiene efectos suspensivos.

En julio la CSJ otorgó un amparo provisional Calas con el cual dejó en suspenso dos licencias, de operación y explotación, de Minera San Rafael.

Según la resolución, este amparo se debió a que Calas señaló que el MEM autorizó las operaciones y negó la existencia de pobladores xincas, por no haber consultado sobre los trabajos que harían en el área de influencia.

Las licencias suspendidas fueron ‘El Escobal’, aprobada en 2013, y ‘Juan Bosco’, en 2012, habían quedado suspendidas y como consecuencia la minera San Rafael tuvo que detener sus operaciones.

Las plantas extractoras cuyas licencias habían quedado sin efecto están ubicadas en Mataquescuintla, Jalapa, y Nueva Santa Rosa, Casillas, y San Rafael Las Flores, Santa Rosa.