La riqueza que esconde el suelo guatemalteco

La riqueza que esconde el suelo guatemalteco

Existen miles de minerales que esperan ser descubiertos y utilizados

Compartir
Exigen garantía a la inversión extranjera

Guatemala es más un país multicolor lleno de contrastes; es una tierra bendita con volcanes y dos mares que bañan sus costas, que está llena de riquezas terrestres y marinas, en las que abundan los minerales, necesarios para el ser humano.

La superficie terrestre es tan amplia que estamos lejos de terminar su exploración y menos su explotación. Sin embaro, es innegable que en donde se instalan proyectos extractivos, existe una estela de progreso y desarrollo en las comunidades, derivado del aprovechamiento del uso y trasformación de los minerales.

La superficie terrestre es tan amplia que estamos lejos de terminar su exploración y menos su explotación

Guatemala posee uno de los cuatro yacimientos de mejor calidad de jadeíta en el mundo, además existen por lo menos 16 clases de minerales metálicos.

El territorio guatemalteco tiene una alta vocación minera. Su situación geológica, una tierra en medio de dos fallas y con suelo volcánico, es propicia para la existencia de minerales para explotación industrial, desde los metálicos (oro, plata, zinc, cobre, etc.) hasta los no metálicos (mica, calizas, serpentinitas, jade).

La explotación minera trae consigo desarrollo, pero en Guatemala, la falta de una política de Estado, clara y definida, hace que diversos grupos utilicen diversos argumentos y organicen a grupos de pobladores para frenar a la industria extractiva.

Sin embargo, no ofrecen proyectos alternos que permitan el desarrollo comunitario que dicen defender. Por ello urge que el Estado defina reglas claras y mientras ello ocurre, estos minerales seguirán enterrados, olvidados y el país buscando cómo salir del subdesarrollo.