La Reserva Natural Privada SETAL, área natural protegida por CGN-Pronico

La Reserva Natural Privada SETAL, área natural protegida por CGN-Pronico

Compartir

La Reserva Setal se encuentra reconocida oficialmente por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- a través de la resolución 87/2009 y además está registrada en la Asociación Nacional de Reservas Ecológicas Privadas de Guatemala -ARNPG-, y con ello se convierte en la primera Reserva Natural Privada, bajo la tutela de un proyecto minero en Guatemala.

Está área se ubica en el municipio del Estor, Departamento de Izabal y abarca 617 hectáreas. Cerca del 80% de la reserva se encuentra dentro del límite Nor-este del Refugio de Vida Silvestre Bocas del Polochic, el cual es un Humedal RAMSAR, con reconocimiento mundial, por lo cual la reserva es importante para la conservación de los procesos biológicos de la región.

Toma su nombre del río Setal, el cual es el límite oeste del área protegida. Se encuentra dentro de una zona de Bosque Húmedo tropical, y dentro del Bioma de Selva Tropical lluviosa ( Villar 1988). La vegetación predominante es de selva pluvial, rica en especies arbóreas y palmeras.

Es uno de los refugios clásicos del mono aullador (Alouatta pigra) y del Cocodrilo Americano (Crocodylus acutus) especies en peligro de extinción en Guatemala. Por ello ambas especies se han posicionado como emblemáticas de la Reserva.

La importancia de la Reserva radica, en el adecuado manejo de su diversidad biológica y su fauna emblemática, entre las especies que se protegen en el lugar, se encuentran:

Mono Aullador

Mono Aullador

Iguana Verde

Iguana Verde

En la reserva también se conservan:

110 especies de orquídeas,

35 especies de Bromelias,

37 especies de mamíferos

Más de 200 especies de aves entre migratorias y playeras

20 especies de anfibios, además de

20 especies de abejas del género Euglossini

Se localiza dentro del corredor biológico del Refugio de Lida Silvestre Bocas del Polochic y el área de Protección Especial la sierra Santa Cruz. Es un área destinada a la conservación y la protección de la diversidad biológica y los procesos ecológicos, el manejo sostenible de los recursos la investigación científica y la educación ambiental.

Para manejar la Reserva de manera sostenible se ha zonificado el área lo cual permite ordenar las actividades actuales y potenciales y evitar el deterioro de la diversidad biológica.