La pintura de silicato: todo lo que debe saber

La pintura de silicato: todo lo que debe saber

Compartir

Las pinturas de silicato son de un mineral que les da una enorme resistencia en el exterior, lo que hace que sean de lo más apropiadas cuando se quiere cubrir los muros exteriores.

Se adhieren al soporte mineral mediante una reacción química insoluble y no forma película superficial. La transpirabilidad o permeabilidad al vapor de agua de la pintura de silicato equivale a la del soporte sobre el que se aplica.

¿Cuándo se usan las pinturas de silicato?

Son perfectas para los soportes minerales, caso de los revoques minerales y el hormigón. No son tan adecuadas para los soportes de plástico, madera y a la hora de aplicarlos sobre otro tipo de pinturas en aceite o plásticas.

La permeabilidad al vapor de agua de las pinturas de silicato es igual a la del soporte. Todo ello significa que las pinturas de silicato impiden prácticamente que se difunda el vapor de agua.

La humedad que contiene en la obra o en el revoque es posible que lo difunda hacia el exterior sin impedimento alguno. Todo ello colabora a que las paredes estén secas y no haya daños en las obras. Son perfectas para aplicar en paredes.

Las pinturas de silicato están basadas en materias primas minerales, siendo muy respetuosos con el medio ambiente. Al durar mucho, hace posible el ahorro de recursos y de lo que están compuestos.

Al no tener sustancias nocivas, ayuda a proteger también nuestra salud, por lo que son especialmente apreciadas en el campo de la bioconstrucción.

Características y propiedades del silicato

Como está reforzada con siloxanos, esta clase de resina de silicona le da la propiedad de absorber el vapor, pero no el agua, con lo que consigue una óptima circulación de la humedad. Cuentan además con una gran resistencia a la luz, lo que es fundamental cuando se habla del uso de exteriores.

Las pinturas minerales de silicato están caracterizadas por su gran durabilidad, incluso pueden llegar a superar los cien años. Buena prueba de esto la encontramos en el ayuntamiento pintado con pintura mineral en el siglo XIX de la localidad de Schwyz en Suiza.

Entre las propiedades más importantes está la de cubrir extraordinariamente bien las imperfecciones de la pared, pudiendo rellenar las grietas o usarlas para revocar.

Esto hace que sean muy indicadas para poder restaurar otra clase de pinturas o cubrir piedras de origen natural, dando ese efecto uniforme tan buscado.

Son perfectas para restaurar edificios antiguos, aunque se usan con frecuencia para decorar diseño de interiores, con lo que consiguen efectos espectaculares.

Información tomada del portal www.okdiario.com