Jade: El mineral de las mil propiedades

Jade: El mineral de las mil propiedades

Compartir
dav

Valorado más que oro, el jade estuvo reservado para reyes y poderosos. Sólo ellos se beneficiaban de sus increíbles propiedades para favorecer el amor, la prosperidad y la larga vida. ¿Por qué es tan especial?

¿Qué es el jade?

El jade es un mineral conocido por su uso ornamental, terapéutico y mágico en muchas culturas del planeta, famoso por sus diferentes tonalidades de verde. Pero pocos saben que en realidad, bajo el nombre de jade, se esconden variedades de diferentes rocas. Las dos más conocidas son la nefrita y la jadeíta.

Tipos de Jade

La nefrita y la jadeíta son rocas metamórficas, pero contienen minerales silicatados diferentes como vamos a ver a continuación:

El jade Jadeíta

Este silicato aluminicosólido translúcido, es un piroxeno que destaca por el color blanco verdoso y fibroso.

Su principales yacimientos están en el Tíbet, Birmania, Estados Unidos, Guatemala, China, Nueva Zelanda, Rusia y Turkestán.

Aunque la jadeíta de color blanco era la más apreciada en China, en la actualidad se valoran más las variedades jade “Imperial Green” de un verde intenso y transparente. Recientemente se ha redescubierto el jade azul olmeca, una rara variedad azulada verdosa, explotada por los nativos de Guatemala.

El jade Nefrita

Se trata de una actinolita, un tipo de silicato cálcico de magnesio o de hierro. No es tan dura, ni tan translúcida como la jadeíta. Sin embargo, su verde de textura aceitosa y fibrosa es muy hermoso.

En el jade son frecuentes las fibras y alguna veta barato baratos barata baratas comprar precio precios

El nombre, que procede del griego “lapis nephriticus” (piedra del riñón), hace referencia a sus propiedades sanadoras de los cólicos del riñón.

Usada para la fabricación de armas por los maoríes de Nueva Zelanda, la nefrita es una piedra abundante en otras partes del planeta, como China, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Taiwán y otras zonas de Asia Central.

¿La Serpentina también es jade mineral?

A pesar del color verde, la serpentina, también conocida como “jade nuevo o jade de China” no se considera una variedad de jade. Sin embargo, los maoríes, cuando no contaban con jade, la utilizaban como sustituto en la fabricación de sus armas.

Más que de un mineral, podemos hablar de un conjunto de minerales alterados, como el olivino, el anfíbol y el piroxeno.

Posee una gran variedad de matices verdosos, como el verde manzana de la bowenita, el verde aceitunado con vetas negras de la williansita, el verde translúcido de la igorita, o el sedoso de la bastita.

Al ser tan variada, la serpentina se encuentra en muchos lugares: Sudáfrica, Estados Unidos , Italia, Inglaterra, Francia, China, Canadá y Afganistán.

Para conocer más sobre esta fascinante piedra, no olvide  incluir en su vista a la Antigua Guatemala, el museo de Jade Maya, ubicado en la 4a Calle Oriente # 34 o si desea mayor información, puede comunicarle al teléfono (502) 7931 2400.

También te puede interesar leer:

El “Tour del Jade” uno de los mayores atractivos para los turistas de cruceros