“Guatemala pierde inversión ante falta de certeza jurídica”

“Guatemala pierde inversión ante falta de certeza jurídica”

Compartir

El gerente de país de Minera San Rafael Dave Howe, se refirió al impacto negativo que tiene para la compañía el cese de operaciones, que se mantiene desde julio de 2017. Según el ejecutivo esta situación es un mensaje a potenciales inversionistas, que ante el la incertidumbre legal que se mantiene en el caso e la compaña, prefieren llevar sus inversiones a otros países, citando como ejemplo Perú y Canadá.

Seguramente algunas otras empresas que quieren venir, van a pensar dos veces por la incertidumbre que hay”, indicó Howe, agregando que pese a que no tienen una respuesta de la Corte de Constitucionalidad (CC) después de 140 días, no tienen contemplado irse del país.

Es mucho dinero el que hemos invertido, y si la corte suspendiera la operación mientras se realiza la consulta, vamos a respetar el fallo, pero no es que la mina vaya a cerrar las puertas o irse”, aseguró, durante una entrevista concedida a El Periódico, y que reproducimos a continuación.

Ustedes hablaron sobre la falta de certeza jurídica en el país. ¿Cuál es el mensaje que se le manda a sus accionistas?

No son solo a los accionistas de nosotros, es a todo el mundo, quién va a querer invertir en Guatemala cuando ve nuestro caso. Ahora queremos hacer más minería, hacer más inversión, pero el dinero va a otros países, va a Perú, a Canadá. Guatemala está perdiendo esta inversión nuestra, y seguramente algunas otras empresas que quieren venir, van a pensar dos veces por la incertidumbre que hay.

Usted mencionó que la mina está allí y no se van a ir, ¿qué acciones han contemplado?

Estamos pensando eso y analizando las diversas acciones, pero de nuevo estamos esperando que nos llegue eso (la resolución de la CC), que los magistrados que tienen toda la información van a tomar una decisión pronto. Si la Corte suspendiera la operación, mientras se realiza la consulta, vamos a respetar el fallo, pero no es que la mina vaya a cerrar las puertas o irse. Vamos a respetar, no vamos a operar, pero vamos a buscar mantenernos como ahora… es mucho dinero (el que) hemos invertido allí.

Hablaron que aparte de los accionistas, se han visto afectados los proveedores.

Son 600 proveedores más o menos los que diariamente trabajan con nosotros, realmente hay más de 2 mil proveedores que de una u otra forma le han prestado servicios a la mina, pero estos 600 están perdiendo alrededor de Q3.6 millones diarios por el cierre de la mina, ellos ya despidieron a 3 mil 500 colaboradores.

¿Qué costos representa mantener la mina sin operar?, mencionó que incluso deben trasladar la gasolina vía aérea por el bloqueo.

Son millones y millones porque hay que cuidar el ambiente de la mina, las instalaciones, imagínese cuántos equipos enormes tenemos que seguir manteniendo, lubricando, cuidando, es la mina entera. Tenemos que asegurar que todo está en buen estado.

¿Hay un límite de cuántos meses podrían seguir así, o podría llevarlos esto a la quiebra?

No, seguramente no. Tenemos minas en otros países y tenemos el apoyo de la empresa para seguir, lo que puede pasar es que tendríamos que reducir hasta el mínimo de gente y esto puede ser hasta 100 o 50 personas.

En promedio, ¿cuánto estaban produciendo?

Sacamos como 4 mil 500 toneladas de mineral por día, de estos no todo es mineral de valor, por cada tonelada más o menos hay 400 gramos de plata. Durante los primeros tres años exportamos alrededor de 21 millones de onzas de plata por año. Aprovecho ahorita para decir que una onza de oro tal vez cuesta US$1,300 o más, una onza de plata es como US$17, a veces parece muchas onzas.

Según Ándres Dávila, gerente de Comunicaciones, las acciones de la compañía han caído en un 47 por ciento en el mercado internacional. A ello se suman las pérdidas por más de mil millones de quetzales, que ha generado la decisión judicial que mantiene el proyecto paralizado.