“Falta diálogo e información”, el testimonio de un colaborador de Mina San...

“Falta diálogo e información”, el testimonio de un colaborador de Mina San Rafael

Compartir

La historia de Valdemar Hernández, es la de muchos guatemaltecos en distintos puntos del país. Agobiado por la falta de empleo y oportunidades, decidió emigrar a los Estados Unidos, siendo un adolescente.

La nostalgia por su familia y su país, lo hizo retornar a su natal Santa Rosa. Pero la suerte le cambió cuando un año después, aplicó para una plaza en Minera San Rafael, en donde ha permanecido como colaborados durante 7 años.

Sin necesidad de buscar otras alternativas para superarse personal y profesionalmente, decidió comprometerse, casarse y formar su propia familia, que ahora corre el riesgo de desintegrarse nuevamente, si la Corte de Constitucionalidad (CC) no emite una resolución y permite que la minera siga operando.

El lunes Minera San Rafael anunció el despido de 250 de sus colaboradores, ante la imposibilidad de mantener sus gastos administrativos. Pese a que ya han transcurrido casí tres meses desde la audiencia pública, en donde los magistrados de la CC, debían de conocer los argumentos de la compañía, y de quienes amparados bajo falsos argumentos buscan que cierre de forma definitiva sus operaciones, aún no emiten postura alguna.

Esta situación representa para el estado, pérdidas millonarias por pagos a proveedores, impuestos y regalías. Además, el estado de Guatemala corre el riesgo de ser objeto de una demanda internacional, que de concretarse, deberá ser costeada por toda la población, que ya se ve afectada por la situación económica actual y la falta de empleo.

Quelvin Jiménez, abogado del parlamento Xinca, asegura que “el tema de la mina esta totalmente en contra de nuestra cosmovisión”, argumentando que de realizarse una consulta para conocer la disposición de la gente de Santa Rosa y Jalapa a proyectos de este tipo, la respuesta sería un rotundo no.

Para Valdemar, las criticas en contra del proyecto no tienen fundamento. “Es necesario que se conozca la verdad, en Guatemala falta diálogo e información sobre el tema minero”, asegura, al tiempo que hace una invitación para que las personas que quieran llegar a San Rafael Flores, lo hagan y comprueben que se esta cumpliendo con los programas de mitigación ambiental.

La preocupación de Valdemar y su familia es grande, temen que los intereses de un grupo, pongan en riesgo a cientos de familias, que como la suya, solo buscan oportunidades para lograr una mejor calidad de vida. “Guatemala se esta viendo perjudicado, económicamente, sabiendo que necesitamos mucho, no ahuyentemos la inversión extranjera. Cuando a nuestros pueblos llegan estas oportunidades se ven los cambios, San Rafael era un pueblo sin comercio, ahora hay de todo, tenemos desarrollo. Mi mensaje final es la paz, respetemos nuestros criterios y sigamos adelante todos”. Concluyó.