Estandard & Poor’s mantiene perspectiva estable para Guatemala

Estandard & Poor’s mantiene perspectiva estable para Guatemala

Compartir

La calificadora de riesgo Standard & Poor´s mantiene en BB con perspectiva estable a Guatemala y resalta que ello es resultado de déficit fiscales moderados, un bajo nivel de endeudamiento público, una política monetaria sólida y una mejora en la posición externa del país, que se refleja en el superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos.

No obstante, indica que la calificación también tomó en cuenta la inestabilidad política recurrente y la debilidad de las instituciones gubernamentales, lo cual continúa afectando la efectividad de las políticas públicas y el crecimiento económico, el cual, aunque se mantendría alrededor de 3,3 por ciento en el periodo 2018-2020, sería insuficiente para reducir, de manera consistente, el nivel de pobreza en el país.

El informe, divulgado en un comunicado por el Ministerio de Finanzas y el Banco de Guatemala (central), indica que S&P podrá reducir la calificación de Guatemala durante los próximos 12 o 24 meses si se presentan estas condiciones como conflictos políticos que afectan el crecimiento económico y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

También si se produce un incremento inesperado en el servicio de la deuda pública del país por arriba del análisis de sostenibilidad de la deuda de S&P.

Pero también expresa que podrá incrementar la calificación si el Gobierno es capaz de proponer e implementar una agenda de reformas que fortalezca las instituciones públicas y la gobernabilidad de Guatemala.

Además, que incremente los ingresos del sector público y mejore las perspectivas de crecimiento económico.

El comunicado señala que a la fecha los principales precios e indicadores macroeconómicos (actividad económica, tipo de cambio nominal, inflación, comercio exterior, tasas de interés y captaciones bancarias, entre otros) evolucionan positivamente y con normalidad.

En ese sentido, se anticipa que dicha situación continúe privando en Guatemala dada la resiliencia que ha mostrado la economía del país y el compromiso de las políticas monetaria y fiscal por mantener la estabilidad macroeconómica.