“En Guatemala el tema de la conflictividad social  se ha politizado”, Hugo...

“En Guatemala el tema de la conflictividad social  se ha politizado”, Hugo Maul 

Cualquier inversión genera desarrollo sostenible en las comunidades

Compartir

En el país existen un sinnúmero de conflictos con tinte social, que se agudizan con el paso del tiempo. Esta situación genera divisiones en la sociedad  limitan la posibilidad de generar nuevas y mejores estrategias de desarrollo económico para el país.

Las industrias extractivas se han convertido en una fuente importante de ingreso. Datos estadísticos indican que la industria extractiva formal emplea a más de 3.7 millones de trabajadores en el mundo y que más de 20 millones practican la minería de forma artesanal.

Lo anterior demuestra que es una industria que ofrece una importante que representa una fuente primaria de ingresos, especialmente para aquellos países considerados en vías de desarrollo.

Sin embargo, pese a su importancia, existe una percepción errónea del sector, derivado de la desinformación.

Si bien es cierto, que en Guatemala somos una potencia pequeña para las industrias extractivas comparadas con otros países con potencial mnero, su aporte económico es una base importante para el desarrollo del país.

Expertos coinciden que las industria está en peligro ante la falta de una política nacional que defina las reglas claras para la inversión, porque sin un instrumento legal de este tipo, el sector corre el riesgo de desaparecer.

“En términos generales lo que tiene que comprender nuestros gobernantes es que las industrias extractivas  a nivel de la región son la principal fuente de atracción de inversión extranjera. En Guatemala los proyectos mineros han representado  una fuente  importante de tributación de inversión y de empleo”  destaca Hugo Maul  Economista y
Analista, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

“Este tema en los  últimos años   ha ganado notoriedad y diversas opiniones,  por lo tanto,  ha llamado la atención de  muchos , generando   otro tipo de interés  como  la  conflictividad”,  el entrevistado considera que el tema  ha sido  generalizado extendiéndose  a otros sectores.

“En Guatemala el tema de la conflictividad social se ha politizado y se ha instrumentado tanto  que ya no solo es referido  a industrias extractivas, si no a plantaciones proyectos  hidroeléctricos, energía eléctrica y cuando  estas a otras industrias que nada tiene que ver con lo extractivo,  son tratadas por estos grupos que promueven la conflictividad como si fuera lo mismo, entonces no solo estamos  hablando de la minera,  sino del  desarrollo del país”, explicó.

La conflictividad que lejos de buscar el desarrollo, y solo busca el bienestar de quienes la generan cream   desestabilidad y falta de oportunidades.

Maul refiere,  que  son “grupos que van más allá y muchas  veces  tiene nexos con organizaciones políticas  que van de intereses marcadamente izquierdistas , hasta nexos claros  con grupos que se  dedica a  actividades ilegales   y criminales en áreas con poca  presencia del Estado”,  agrega que  estos grupos “ han hecho con la conflictividad su modos vinvendi”  por lo tanto es mucho más  grande ahora que  antes,  “la virulencia  con la cual se opone ahora es más grande, incluso el reconocimiento de su  filiación, no como movimiento  radicales  ideológicos es más  clara ahora.  Señaló Maul .

Cualquier inversión en el país genera desarrollo sostenible en las comunidades, iniciando por la generación de empleo, las empresas invierten en proyectos sostenibles, que incluyen  incluyendo salud, educación entre otros.