El mineral que impulsa el uso de la energía solar

El mineral que impulsa el uso de la energía solar

Compartir

El uso de la perovskita sin plomo ya es una posibilidad y al ser no tóxica es mucho más factible, gracias a los avances científicos que han aumentado las perspectivas y desarrollo de las celdas PV de perovskita emergentes de la industria. Esto abriría las puertas para su llegada y permanencia en el mercado, tomando en cuenta que ha aumentado la tasa de conversión de las celdas fotovoltaicas en un 24 % desde su debut en el 2004 si se compara con el 3,8 % que tuvo al principio.

En la Universidad de Washington en St. Louis, un grupo de investigadores lograron identificar un oxidante de doble perovskita hecho de KBaTeBiO6 entre 30,000 oxidantes. Su particularidad parte del hecho que cuenta con alta estabilidad y baja toxicidad lo que hace factible sintetizarlo en un semiconductor, a partir de allí se requiere algo de tiempo adicional para lograr ajustar más la brecha energética y acercarse a 1.5 eV el nivel ideal para su aplicación en la industria de la energía fotovoltaica.

Esta celda fotovoltaica de alto rendimiento fue encontrada gracias, además al uso de una súpercomputadora dentro de los laboratorios de la universidad donde puede sintetizarse. Allí continúa el equipo tratando de sintetizar semiconductores de doble perovskita. De lograr sintetizar con éxito el avance en el desarrollo de las celdas PV será invaluable.

Estas celdas PV de la perovskita han representado durante largo tiempo un problema por la baja estabilidad y su contenido de plomo, pero ahora asciende satisfactoriamente en cuanto a su uso partiendo que el mineral se pueda sintetizar con éxito. Las expectativas hablan de alcanzar 1.88 eV en lo que a la brecha de energía del nuevo semiconductor se refiere, lo que es menor que los 3.5 eV que posee la mayoría de los oxidantes y más cercana a la perovskita de haluro haciéndolo un material con potencial de aplicación significativo.

Con información de agencias