El Estor: Una mesa de diálogo para evitar bloqueos innecesarios

El Estor: Una mesa de diálogo para evitar bloqueos innecesarios

Compartir

Por más de 24 días pobladores de El Estor, Izabal, bloquearon las entradas al municipio, como medida de presión y denuncia por la pérdida de sus puestos de trabajo.

De esta forma los afectados intentaron llamar la atención para exponer que estaban siendo afectados por la crisis económica derivada del covid-19. Sin embargo, pusieron en riesgo el suministro de comida e insumos para la población en general.

Al inicio de las protestas, los inconformes solicitaban víveres para poder alimentar a sus familias. Según el alcalde del municipio, Joel Lorenzo, sus peticiones fueron cumplidas y se les entregó artículos de primera necesidad. Pese a ello, asegura, decidieron continuar con el bloqueo y cambiaron su modalidad, iniciando el cobro ilegal de un peaje de de entre Q20 y Q80 quetzales, a los vehículos y personas que transitaban por el lugar.

Ante esta situación autoridades de El Estor, solicitaron al gobierno central implementar el estado de sitio, para evitar estos abusos, que además, provocaron inestabilidad entre los pobladores al poner en riesgo a negocios y empresas que se vieron afectados por el cierre de rutas de acceso.

El pasado fin de semana una manifestación de pobladores que rechazaban las medidas arbitrarias de este grupo de personas, realizaron una manifestación pacífica para solicitar la intervención de las autoridades.

Muchos de ellos utilizaron las redes sociales para hacer señalamientos en contra de agrupaciones que aseguran, son responsables de las divisiones existentes en el lugar y de promover la conflictividad social, bajo argumentos que señalan directamente a la Compañia Guatemalteca de Niquel (CGN).

En respuesta las autoridades locales en conjunto con empresas que operan en el lugar, participaron en una mesa de diálogo, con la intención de buscar soluciones que beneficien a los pobladores de El Estor y mantengan a flote, la ya afectada situación económica que atraviesas.

En el encuentro participaron el alcalde Joel Lorenzo y su concejo Municipal, Héctor Alarcón de la Gobernación Departamental, el tercer viceministro de Gobernación, el Viceministro de energía y minas, Policía Nacional Civil (PNC), PDH, Ministerio de Trabajo, la Comisión Presidencial del Diálogo, Copredeh. También participaron representantes de CGN-Pronico, Mayaniquel, Naturaceites y sociedad civil local.

Durante la reunión se discutieron las peticiones de los responsables de organizar y mantener los bloqueos, y se acordó por parte del alcalde, habilitar medio centenar de empleos rotativos para igual número de personas en las áreas de adoquinamiento, recolección de basura, chapeo y otras actividades.

Bloqueos y economía

En lo que va del año, se han registrado más de 22 bloqueos en El Estor, situación que afecta a pequeños productores y empresas. Las repercusiones de este tipo de actos son sensibles en el área del Valle del Polochic, que abarca los municipios de Tamahú, Tucurú, La Tinta, Panzós y Senahú en Alta Verapaz y El Estor en Izabal, donde se registra conflictividad desde hace varios años.

Los bloqueos recientes, afectaron de forma directa las operaciones de la empresa Pronico, que el pasado 11 de junio anunció la suspensión de más de mil puestos de trabajo, lo que provocó la movilización pacífica de los empleados, temerosos por el cese de sus empleos y, por ende, sus ingresos económicos. La empresa ya enfrenta problemas derivados de la decisión de la Corte de Constitucionalidad (CC) de suspender labores y de no resolver recursos legales presentados, para reactivar sus operaciones.

Así contribuye el sector extractivo a la economía del país, parte II