Edificación de nueva embajada de EE.UU generará más de dos mil empleos

Edificación de nueva embajada de EE.UU generará más de dos mil empleos

Compartir

Al menos 2 mil 600 guatemaltecos trabajan en la construcción de la nueva sede de la Embajada de EE. UU. en el país, la cual requerirá una inversión 100 millones de dólares (780 millones de quetzales).

“Hoy honramos los 4 millones de horas de trabajo. Expresamos nuestro agradecimiento a los 2 mil 600 trabajadores y a las 450 compañías guatemaltecas que están contribuyendo a esta embajada”, expresó el jefe de esa misión diplomática,  William W. Popp.

Tales declaraciones las dio durante la ceremonia del pináculo del proyecto. Este es un rito que marca la construcción del punto más alto de la estructura.

En la actividad participaron el ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo Vila, y el alcalde capitalino, Ricardo Quiñónez.

En 2017, la Oficina de Operaciones de Edificios en el Exterior del Departamento de Estado del país norteamericano anunció la adjudicación del contrato para la construcción de la nueva sede de la Embajada.  La edificación comenzó en abril de 2018.

“La construcción ha involucrado más de 4 millones de horas de trabajo y está completada en un 56 por ciento”, se lee en un comunicado oficial.

Ahí también se indica que la finalización del campus está proyectada para el verano de 2022.

El proyecto es una de las sedes diplomáticas más complejas y de vanguardia en todo el mundo.

Además, el concepto de diseño entrelaza características mayas con los más recientes avances en técnicas de construcción, que resultarán en una estructura con certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) sostenible y resistente a sismos.

También contempla una composición de muros de piedra local, lo cual permite un paisaje con terrazas que enfatiza la ecología urbana.

Los sitios mayas en toda la región tienen este tipo de escultura geométrica de la tierra, la cual difumina la línea del edificio y del lugar.

Amigable con el ambiente

Según lo previsto, los 9,4 acres en que se construye la obra absorberá la escorrentía de agua por jardines en la azotea y espacios verdes con follaje nativo de Guatemala.

Asimismo, el edificio usará medidas de conservación de energía ambientalmente sostenibles para lograr un ahorro del 30 por ciento.

Los paneles solares conformarán partes del techo y los parasoles exteriores, lo que permitirá que el inmueble genere 10 por ciento de su propia electricidad.

La inversión

Esta iniciativa innovadora inyectará una inversión de 100 millones de dólares (780 millones de quetzales) en la economía de Guatemala a través de la constructora B. L. Harbert International (BLHI).

Esta ha contratado a 2 mil 600 trabajadores y 450 compañías locales, que llevan a cabo la edificación.

BLHI también contribuye a la prosperidad, salud y seguridad del país de otras maneras, pues durante la erupción del volcán de Fuego, en 2018, donó más de 3 mil dólares (23 mil 400 millones de quetzales).

Tales recursos se otorgaron en suministros y mano de obra para ayudar en los esfuerzos de recuperación.

Te puede interesar:

Así funciona el Wetland de Planta San Gabriel