Deben aprender que ya no se puede vivir del conflicto: Gustavo Porras

Deben aprender que ya no se puede vivir del conflicto: Gustavo Porras

Guía para hacer la Consulta toma fundamentos de la sentencia del caso Oxec y muestra el camino para alcanzar consensos

Compartir

“Vivir del conflicto ya no va a ser posible, hay que vivir de las soluciones” afirma Gustavo Porras Castejón, quien hace esta declaración con relación a las recientes manifestaciones relativas al tema de la Consulta establecida en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Porras dice que la Guía de Estándares Básicos para la Consulta a Pueblos Indígenas, presentada por el Gobierno, tiene fundamentos en la sentencia emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC) en el caso Oxec, y que sirve precisamente como una guía para que todas las instituciones del Estado sepan cómo proceder cuando tengan que hacer una consulta.

“Mucho de lo que se ha dicho es una polémica artificial. Lo primero, que es paradójico, le demandaban al Estado un reglamento. Lo segundo, empezaron a decir cuál reglamento, que los pueblos indígenas tenían sus propios métodos”, señala el analista, porque ahora las agrupaciones rechazan este esfuerzo de ordenar los procesos.

Porras señala que la Guía presentada, al igual que el Convenio 169, indica que la Consulta se debe hacer tomando en cuenta los procedimientos propios de los pueblos indígenas. “Mi experiencia con las comunidades indígenas me dicta que la forma es el fondo”, señala y agrega que esta Guía es la forma para generar esa confianza.

Explica que la sentencia de la CC en el caso Oxec puede considerarse un parteaguas “que comienza con una reflexión doctrinaria de lo que se llaman las sentencias estructurales”, que toman en cuenta todos los intereses de todas las partes

“Hay que cumplir con el derecho omitido, que es el derecho de la consulta, pero también hay que respetar que las empresas han obtenido sus licencias de acuerdo a los procedimientos que el Estado de Guatemala les impuso”, agrega indicando que este es el mensaje de la sentencia.

Además, Porras afirma que la resolución, al igual que el Convenio 169, indica que la consulta le corresponde hacerla al Estado, y recuerda que esta “no es vinculante, sino es un diálogo de buena fe”.

“Muchas entidades que han sido financiadas por la comunidad internacional, deben tener claro que un fallo de la corte como este, no se había producido sin el beneplácito, digamos, del Jefe de la Comunidad Internacional”, afirmó, concluyendo que ya no se puede vivir del Conflicto, sino aprender a vivir de las soluciones.