Crean zapatos con chicles en Ámsterdam

Crean zapatos con chicles en Ámsterdam

Compartir

Con el objetivo de limpiar las calles de chicles, la organización Gumbudy, ha empezado a instalar tableros en distintos puntos de las de Ámsterdam, Róterdam y otras ciudades de Holanda, para que las personas depositen sus gomas de mascar cuando ya no les sirvan.

 

Dicha organización fue fundada por Jolande Penninks y otros cuatro profesionales jubilados. Gumbudy se ha asociado con las autoridades municipales de la localidad de Ámsterdam para recoger los chicles usados de las personas y sensibilizar en la calle y escuelas sobre el impacto ambiental que tirar las gomas de mascar producen en los suelos.

 

“El proyecto dio un paso más cuando los municipios del área metropolitana de Ámsterdam, lanzaron  Gumshoe, el primer calzado del mundo hecho a base de chicles recogidos de las calles de la ciudad por Gumbudy. Los zapatos llevan un mapa de Ámsterdam en la suela. Con esta iniciativa, no solo combaten el problema ambiental de la basura de goma, sino que mejoran la limpieza de las calles al tiempo que aumentan su atractivo” cuenta en su página oficial ElPaís

 

. “Nuestra ciudad tiene mucho que ofrecer, especialmente cuando las calles están limpias. Los chicles de las calles molestan, pero hay quien sigue tirándolos al suelo. Ha llegado el momento de cambiar. Añadir más normas y restricciones para reducir el problema no concuerda con nuestros objetivos”, explica Mustafa Tanriverdi, del Área Metropolitana de Ámsterdam

 

Según el reporte, cada año, alrededor de 1,5 millones de kilos de chicle acaban en las calles de Holanda. Limpiarlos cuesta millones de euros a los Ayuntamientos del país. Un chicle tarda entre 20 y 25 años en biodegradarse.

 

Video

 

Con información de ElPaís