Covid-19: Así enfrentan la pandemia gobierno y sector productivo

Covid-19: Así enfrentan la pandemia gobierno y sector productivo

Compartir

Más de 40 empresas privadas se han unido al trabajo del Gobierno, a través de donaciones, de materiales, equipos e insumos médicos para la puesta en marcha de los hospitales temporales destinados a la atención de pacientes afectados por coronavirus.

Estoy convencido de que el apoyo de la iniciativa privada ha sido muy bueno, pero sobre todo el apoyo de la gente. Es increíble lo que podemos lograr unidos los guatemaltecos. Vamos a derrotar la enfermedad y así vamos a muchas cosas si nos unimos”, afirmó el presidente de la república Alejandro Giammatei, al referirse a la ayuda recibida y al trabajo conjunto entre el gobierno y la iniciativa privada.

Los donativos se canalizan a través del Centro de Gobierno, conforme necesidades inmediatas de los hospitales, mediante listados que son entregados a las empresas que han ofrecido apoyo. De esta forma asegura Miguel Martínez, jefe del citado ente, se evita la recepción de dinero en efectivo y el proceso se hace transparente y eficaz.

Martínez agregó, que las instituciones del Gobierno se encargarán de comprar insumos como guantes, mascarillas, batas y medicamentos para mantener abastecidos los hospitales temporales.

Apoyo del sector privado

Empresas como Cementos Progreso, Cervecería Centroamericana HSI, Samsumg, Pollo Campero entre otros, contribuyeron con la pavimentación de la carretera de terracería, que da acceso al Hospital de Villa Nueva, desinfección, equipamiento y alimentación de quienes colaboraron para la habilitación del hospital temporal y centro de cuarentena, ubicado en el Parque de la Industria en la zona 9 de la capital.

Aceros de Guatemala, EPA, la Cámara de Industria de Guatemala y grupo Solid, colaboraron con equipo de lavanderia y materiales de construcción y pintura. También se contó con el apoyo de la Embajada de China-Taiwan.

Las donaciones para la construcción de los hospitales temporales, que van desde mano de obra y materiales de construcción hasta equipo médico, superan ya los dos millones de quetzales, según registros oficiales del Centro de Gobierno.

Para Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), “este es el momento de unirnos, como guatemaltecos, siendo conscientes de que la única solución para que el virus no se propague esta en nuestras manos.”

En busca de recursos para descentralizar las pruebas

La preocupación del sector privado, se centra ahora en la necesidad de descentralizar las pruebas para verificar la presencia del virus, que actualmente corren a cargo del Ministerio de Salud Pública (MSP) a través del Laboratorio Nacional de Salud, y del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

La Fundación para el Desarrollo (Fundesa) inició una campaña y logró la adquisión de seis mil pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), para la detección del COVID-19. Para lograrlo, solicitaron apoyo a empresas y a personas particulares. Quienes quieran seguir contribuyendo, pueden hacerlo a través del correo unidosporeldesarrollo@fundesa.org.gt; o bien haciendo su depósito al número de cuenta monetaria en dólares 0040009530 del Banco Industrial a nombre de FUNDESA.

¿Cómo reactivar la economía?

El sector industrial, presentó su propuesta fundamentada en tres aspectos importantes siendo ellos:

Bancarios, crediticios y financieros

-Laborales

-Tributarios

Actividad bancaria, crediticia y financiera

  • Emisión de bonos de emergencia para que el gobierno tenga la liquidez para implementar las medidas de reactivación que el país requiere, así como atender los gastos derivados de la presente crisis de salud. Los bonos se podrían colocar a la disposición de todos los agentes económicos interesados y la autorización de los bonos debe estar acompañada de la correspondiente ampliación presupuestaria por el Congreso de la República.
  • Devolver inmediatamente a las empresas el crédito fiscal para dar liquidez a las empresas e inyectar recursos frescos a la economía.
  • Bajar tasa líder para inyectar liquidez a la economía.
  • La Superintendencia de Bancos debe flexibilizar temporalmente las condiciones a los bancos de las líneas de crédito para que esta forma de financiamiento tenga menores costos para los bancos y el usuario del crédito. En ese sentido, también se debe flexibilizar temporalmente otras disposiciones que permitan agilizar las operaciones de los bancos y de las empresas.
  • El Congreso de la República debe aprobar las leyes económicas que el gobierno ha priorizado.

Aspectos laborales

  • Emitir la reglamentación al Convenio 175 de la OIT para dar certeza jurídica a la contratación a tiempo parcial y con ello generar nuevas oportunidades de empleo.
  • Impulsar salarios mínimos regionales congruentes con la realidad económica de cada región y que fomenten el empleo formal.
  • Flexibilizar asuntos relacionados con vacaciones, suspensión laboral, a través de mecanismos agiles de respuesta del Ministerio de Trabajo.
  • Que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) suspenda laboralmente a aquellos trabajadores con riesgo de complicaciones de salud y de contraer el COVID19. Esta acción protege la salud del trabajador y de su familia, además garantiza el ingreso del trabajador. Así mismo, se reducen los eventuales costos de atención médica para estos casos.
  • Que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) dé un período de gracia para que el pago de las cuotas patronales y laborales se postergue 3 meses, para dotar de liquidez a los trabajadores y las empresas.
  • Qué el Estado pague la deuda de más de 52 millardos que tiene al IGSS, para fortalecerían sensiblemente las finanzas de la entidad y su capacidad para atender de diversas formas el problema de salud actual.
  • Permitir que el bono 14 se pueda pagar en 3 pagos.

Aspectos impositivos:

  • Exonerar temporalmente del Impuesto al Valor Agregado (IVA) la compra de las medicinas, productos alimenticios y bebidas durante el 2020.
  • Establecer un mecanismo que permita a las empresas, que tengan problemas con el cobro de sus ventas al crédito, posponer el pago de los impuestos no cobrados.
  • Modificar el Impuesto sobre la Renta para que las empresas que tengan pérdidas en el 2020, puedan compensarla con las utilidades en los siguientes ejercicios impositivos, hasta agotar la misma.
  • Modificar el Impuesto sobre la Renta para que las empresas puedan reinvertir una tercera parte de sus utilidades para recuperar capacidad productora y generar empleo.
  • Suspender el pago del ISO por doce meses, para que las empresas puedan tener mayor liquidez para afrontar la crisis.
  • El Congreso de la República debe aprobar la Ley anti trámites.
  • Otorgar en todos los impuestos flexibilidad para el pago de los mismos en forma diferida sin incurrir en multas ni moras.
  • Exonerar el pago de multas e intereses por un semestre para aliviar la carga a contribuyentes y promover el pago de impuestos, lo cual le genera ingresos nuevos al Estado. La misma recomendación aplica para los impuestos decretados a favor de las Municipalidades.

Te puede interesar:

COVID-19: 2.350 millones de quetzales para mitigar crisis