Conozca el vehículo hipersónico de la Fuerza Aérea de Estados Unidos

Conozca el vehículo hipersónico de la Fuerza Aérea de Estados Unidos

Compartir

El Bugatti Chiron se convirtió (en su momento) en el coche más rápido del mundo con 490 kilómetros por hora. Ahora imagínese ir 20 veces más rápido: a 10.620 kilómetros por hora.

¡Pues sí! Esa es la velocidad que consiguió la Fuerza Aérea de EE.UU. Se dice pronto, pero de confirmarse estaríamos ante el nuevo récord de velocidad en tierra.

Para lograrlo, diseñaron un trineo especial para la ocasión y además lo grabaron en video y pese a que la velocidad de la cámara se ha reducido, sigue siendo prácticamente imperceptible. El vehículo hipersónico rompe la velocidad del sonido con creces, alcanzando una velocidad Mach 8,6. El video lo puede ver en el siguiente link:

Vehículo hipersónico Fuerza Aérea Estados Unidos

https://youtu.be/UuYIbYVLF4k

Como se ve en el video, el vehículo logra cruzar la pista en tan solo segundos. Pero es que estamos hablando de diez millas. El objetivo de este proyecto es analizar el comportamiento de los distintos materiales a estas velocidades para posteriormente probarlos en otros vehículos, como cohetes. No es la primera vez que experimentan con un vehículo así, pero sí es la primera vez que lo publican en video y logran alcanzar una velocidad tan alta.

La escala hipersónica

La velocidad del sonido suele ser de 1.225 kilómetros por hora, pero esta depende de diversos factores como la temperatura o la presión. Es por ello que para velocidades muy altas suele utilizarse el número Mach, conocido por ser una medida relativa entre la velocidad del objeto versus la velocidad del sonido en ese mismo medio.

Si vamos a Mach 1 quiere decir que nos movemos a la velocidad del sonido, si vamos a Mach 2 quiere decir el doble, etc. En este caso, el trineo hipersónico ha alcanzado Mach 8.6, lo que quiere decir que se movía a más de ocho veces la velocidad del sonido. Para hacernos una idea, se consideran velocidades supersónicas las que van entre 1 y 5 veces la del sonido e hipersónicas aquellas que van a más de Mach 5.

Con Mach 8.6, el vehículo se encuentra en velocidades dentro de la escala hipersónica.

Es difícil hacerse una idea mental de las velocidades que estamos hablando, pero viene bien tomar un par de referencias. Ya hemos hablado del Bugatti y sus 490 kilómetros por hora, pero es que ni siquiera supera la velocidad del sonido.

Tampoco lo hace el Maglev, el tren de alta velocidad capaz de alcanzar los 1.000 kilómetros por hora (aunque generalmente funciona a 600 km/h). Sí superaba la barrera del sonido el Concorde, el famoso avión supersónico que alcanzaba Mach 2.04 con sus 2.180 kilómetros por hora a velocidad de crucero. Pero aún así estaba en la escala supersónica.

El récord de velocidad con un avión propulsado por cohetes y pilotado lo tiene el X-15, que en 1967 consiguió ir a una velocidad de 7,274 kilómetros por hora. El equivalente a Mach 6.70. Una cifra impresionante y que todavía no ha sido superada por ningún piloto.

Claro está, este trineo hipersónico mostrado en vídeo no está pilotado, lo que permite centrarse en extraer toda la potencia posible de los cohetes. En este régimen de velocidades la inestabilidad es mucho más alta y es una de las razones por las que este trineo hipersónico funciona sobre raíles.

Tal vez le interese leer…

Israel crea el primer avión eléctrico del mundo