Calcantita, Epsomita y Crocoíta, ¿qué son y para qué sirven?

Calcantita, Epsomita y Crocoíta, ¿qué son y para qué sirven?

Compartir

Calcantita  

Propiedad insecticida

La calcantita es un mineral raro que se halla solamente en regiones áridas como mineral supergénico, cerca de la superficie terrestre, en los filones de cobre y formado por oxidación de los sulfuros de cobre primarios. Frecuentemente queda depositado sobre hierros por las aguas de las minas de cobre. La calcantita es abundante en Chuquicamata y otros lugares áridos de Chile, donde ha sido una mena importante. Por ser soluble en agua su uso está muy difundido como insecticida y alguicida.

Epsomita

Mejorador de suelos

La epsomita se deposita generalmente como una eflorescencia sobre las rocas en las galerías de mina y en las paredes de las cuevas. Es la forma mineral del sulfato de magnesio, su nombre proviene de la localidad de Epson, Inglaterra, donde fue descubierta por primera vez. Como fuente de sulfato de magnesio y por su alta solubilidad, se usa en la agricultura y jardinería para corregir la deficiencia de este mineral en los suelos ya que promueve la producción de clorofila.

Crocoíta

De valor histórico

La crocoíta es un mineral que se encuentra en las zonas de oxidación de los depósitos  de plomo, en donde los filones de plomo han atravesado rocas que contienen cromita. No es suficientemente abundante para ser de valor comercial, pero tiene interés histórico, ya que el elemento cromo fue descubierto en la crocoíta. Dada su escasez, muestra sólo interés científico y coleccionista. Los mejores ejemplares son de Tasmania, de distintas minas de la región de Dundas, Australia.

Tal vez le interese leer…

Yeso, Rodonita y Ópalo, ¿qué son y para qué sirven?