Autoridades ancestrales legitiman acuerdo por la Paz y el Desarrollo en San...

Autoridades ancestrales legitiman acuerdo por la Paz y el Desarrollo en San Mateo, Ixtatán

Compartir

Después de cerca de un año de preparación y nueve meses de negociación, delegados del Gobierno de la República; Alcalde y Corporación Municipal; las representaciones plurales de las Veintitres Comunidades del norte del municipio; la Asociación Trece Democracia, Consenso y Desarrollo y la Empresa Energía y Renovación.

Además del Consorcio por la Paz, el Desarrollo y la Cultura como Moderador del proceso; el Obispo de Huehuetenango, Monseñor Álvaro Ramazzini como Observador, alcanzaron un acuerdo de gran alcance, de naturaleza integral, orientado a recuperar la gobernabilidad de San Mateo Ixtatán, asegurar la presencia permanente del gobierno central y crear condiciones para un desarrollo incluyente, con identidad cultural, sostenibilidad ambiental y un alcance de más de diez años

A la firma de dicho Acuerdo se sumaron, en calidad de Testigos de Honor, los alcaldes auxiliares de las comunidades de San Mateo Ixtatán, así como los representantes de las autoridades indígenas genuinas de la Junta Directiva de los 48 Cantones de Totonicapán.

Alcaldía Indígena de Sololá; Autoridades Indígenas de Nebaj y Además de la presencia de invitados especiales como el Nuncio Apóstólico del Papa Francisco, el Embajador de Alemania, directivos gremiales y la prensa nacional e internacional, el acto contó con la participación de trescientos representantes, mujeres y hombres, de las distintas microrregiones del municipio de San Mateo Ixtatán.

En él se hizo nuevamente una invitación a los grupos violentos que actúan al margen de la ley, a sumarse al esfuerzo de paz y desarrollo del municipio que este Acuerdo inicia, y a beneficiarse de los resultados alcanzados en educación, salud, medio ambiente, seguridad, acceso a la justicia, agricultura, emprendimientos, entre otros. San Pedro Jocopilas, Quiché; autoridades indígenas de San Sebastián Coatán, Jacaltenango y Barillas, Huehuetenango, cuya firma fortalece la legitimidad de los acuerdos alcanzados y brinda el reconocimiento de las verdaderas autoridades ancestrales.