Autoridad ambiental de Corantioquia levantó medida preventiva que suspende minería en Jericó

Autoridad ambiental de Corantioquia levantó medida preventiva que suspende minería en Jericó

Compartir

En este municipio de Antioquia hay proyecto de acuerdo del concejo que rechaza actividades mineras.

La autoridad ambiental Corantioquia levantó la medida preventiva impuesta por la alcaldía de Jericó (Antioquia), el pasado 26 de enero, para la suspensión de las actividades de exploración minera en el territorio por parte de la empresa Minera Quebradona Colombia S.A.S., filial de la multinacional AngloGold Ashanti.

En el oficio emitido por Corantioquia, se establece que de acuerdo con los estudios hechos en la zona no hay evidencia de que haya “lugar al inicio de trámite sancionatorio o ratificar la medida preventiva impuesta”.

Vale recordar que el alcalde de Jericó, José Andrés Pérez, firmó el acta para imponer dicha medida preventiva luego de varios días de protestas de parte de algunos campesinos, en la vereda Cauca, quienes denunciaron que allí la empresa AngloGold Ashanti estaba haciendo actividades de exploración.

Sin embargo, la empresa sostuvo que aunque el funcionamiento de las plataformas mineras sí existe estas no están realizando actividades mineras, sino analizando las condiciones del terreno de la hacienda La Mancha, que ellos utilizan mediante un comodato.

En visitas técnicas realizadas al lugar no se evidenció la ocurrencia de un hecho, la realización de una actividad o la existencia de una situación que atente contra el ambiente

En la nueva decisión, Corantioquia explicó que la Sociedad Minera Quebradona Colombia cuenta con una concesión de aguas vigente sobre las fuentes La Soledad y la Vainillala.

“En visitas técnicas realizadas al lugar no se evidenció la ocurrencia de un hecho, la realización de una actividad o la existencia de una situación  que atente contra el ambiente, los recursos naturales, el paisaje o la salud humana”, indicó la autoridad ambiental.

Asimismo, en estas visitas se encontró que los afluentes La Soledad y la Vainillala, pero que esto se debería a la ausencia de lluvias en estos días.

Este es un capítulo más en la pelea que ha tenido Jericó para evitar cualquier actividad minera en la zona. La decisión de la administración municipal de suspender estas actividades en enero está sustentada en que allí existe el Acuerdo 010 de 2018, por medio del cual se prohíbe la realización de actividades de minería metálica en el territorio, una decisión que ya han tomado varios concejos municipales del Suroeste antioqueño.

Con información de agencias