Agua: fuente de vida y de desarrollo

Agua: fuente de vida y de desarrollo

Compartir

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente cada 22 de marzo a fin de llamar la atención sobre la importancia de los recursos de agua dulce del planeta y de fomentar su gestión sostenible.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992, se recomendó celebrar un día internacional dedicado a los recursos de agua dulce. La Asamblea General de las Naciones Unidas respondió mediante la designación del día 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua.

Cada año, el Día Mundial del Agua hace especial hincapié en un aspecto específico de los recursos hídricos.

El agua y la industria

La industria por lo general suele necesitar y de hecho consume gran parte del agua potable destinado a los seres humanos. Infinidad de productos necesitan de grandes cantidades de agua para ser fabricados.

Algunas industrias hacen uso del agua como vehículo o como transporte, como es el caso de las industrias de mercancías que se mueven utilizando el barco o las gabarras para operar en los ríos.

Otras industrias utilizan el agua para generar electricidad. Por ejemplo esta el caso de la energía limpia obtenida de las mareas. En Guatemala, es el sector de manufacturas el que consume la mayor cantidad de agua. Aquí las cifras del consumo de este recurso en nuestro país:

El agua en el sector extractivo

Uno de los elementos más importantes para la minería es el agua. Se trata de un recurso no renovable, así que se tiene que tener mucho cuidado, pero para eso existen métodos técnicos de avanzada que ayudar a recuperar un alto porcentaje del agua utilizada en la actividad minera. Pues bien, ¿cómo se relaciona la minería con los recursos hídricos?

Los encargados de este tema en las industrias mineras afirman que el agua, si bien es importante, no es una cuestión para alarmarse, dado que es solamente un aspecto de la industria y es totalmente reciclable.

Si bien el agua es utilizada durante gran parte de los procesos mineros, que preparan los metales para su consumo final, los recursos hídricos utilizados pueden ser renovados para ser utilizados una vez más, sin necesidad de seguir agotando otras reservas. Un punto más a favor de la minería sustentable.

Guatemala no es la excepción y en Pan American Silver y su proyecto El Escobal, ubicado en Santa Rosa, la conservación del recurso hídrico es un eje fundamental, por ello no se abastecen de ríos o quebradas aledañas.

Más del 90 % del agua utilizada en el procesamiento de minerales es residual y se obtiene mediante un sistema de recirculación.

¿En qué consiste este proceso?

El tratamiento de las aguas residuales, consiste en poner en marcha procesos físicos, químicos o biológicos para poder eliminar los contaminantes físicos, biológicos o químicos de las aguas residuales, con el fin de producir efluentes no dañinos, que se puedan reutilizar; también se produce un residuo biosólido o fango que luego también se reutiliza.

Al tratamiento de las aguas residuales también se le conoce como depuración de aguas residuales. No existe un único procedimiento, para la depuración de las aguas residuales de la actividad minera, por la amplia diversificación en la composición de las aguas residuales de ésta actividad.

Las tecnologías para el tratamiento de aguas residuales en minería, pueden ser tecnologías de tratamiento activo y tecnologías de tratamiento pasivo; también se clasifican en tratamientos previo, secundario y terciario, otros las clasifican como tecnologías biológicas, químicas y físicas.

La importancia del agua

El agua es el fundamento de la vida: un recurso crucial para la humanidad y para el resto de los seres vivos. Todos la necesitamos, y no solo para beber. Nuestros ríos y lagos, nuestras aguas costeras, marítimas y subterráneas, constituyen recursos valiosos que es preciso proteger.

Asimismo, el agua contribuye a la estabilidad del funcionamiento del entorno y de los seres y organismos que en él habitan, es por tanto, un elemento indispensable para la subsistencia de la vida animal y vegetal del planeta. Es decir, que “el agua es un bien de primera necesidad para los seres vivos y un elemento natural imprescindible en la configuración de los sistemas medioambientales”.

También te puede interesar leer:

Una nueva prorroga para la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales en el país